sábado, 29 de dezembro de 2012

Satán

Adán estaba muy enfermo pero, desgraciadamente, en aquel pueblo no había cura.

Sem comentários:

Moleiro

Tinha aveia para o negócio.